Blog

Planificación estratégica: la clave de la transformación digital en Venezuela

Transformación

El contexto es complejo y delicado.

Es difícil que frente a un panorama atiborrado de adversidades, en donde la continuidad amenaza con ser el asunto central de las reuniones corporativas, las empresas se planteen iniciativas para responder a cambios dictados por una sociedad que se apropia más de lo digital.

Razón por la cual, cabe preguntarnos si en efecto las empresas en Venezuela están preparadas para asumir el reto de la Transformación Digital.

Y podría asombrar, pero la verdad es que sí.

Una respuesta ante la crisis

Aunque la aseveración parezca contradictoria, expertos en transformación aseguran que dicha ruta es la respuesta ante escenarios desfavorables. Pero ¿cómo?

La transformación digital trae consigo diversas ventajas para el país que asuma el reto. Pues es un proceso que no solo se gestiona dentro el ámbito corporativo, sino que permea a todas las realidades de un territorio.

Un caso para ilustrar lo mencionado son las ciudades inteligentes. En donde las organizaciones de toda índole se unen para labrar el camino de la innovación.

El gran paso

Para abordar la transformación, en esta fase crítica, se requiere la generación de estrategias concretas, innovadoras y con miras hacia las demandas del nuevo normal. Es lo que garantizará el éxito de este proceso.

Para ello es importante tomar en cuenta que el foco debe estar en el consumidor y no en la tecnología, puesto que esta última no es sino el medio para alcanzar los objetivos previamente propuestos.

El planteamiento y trazado de las primeras líneas de acción en este proceso no demandan grandes esfuerzos financieros, mas sí un equipo cohesionado, dispuesto a forjar la estadía de la empresa en el mercado venezolano y del mundo.

La transformación digital no es un punto de llegada, es un camino, que como hemos afirmado puede emprenderse en el momento en el que dibuje la primera estrategia; estrategia que será aplicada bajo condiciones que sean favorables para la organización.

No esperes a que las condiciones sean óptimas, estructura tu futuro, porque el consumidor te lo exige hoy.

Más información aquí.