Blog

Fracasar para innovar, ¿estás listo?

Habilitador tecnológico

El mundo digital va como tren bala y lo que ayer considerábamos como una idea nueva o vanguardista hoy es del paleolítico. El reto es innovar.

Un momento que da vértigo y hace temblar los escritorios en los niveles más altos de las organizaciones, con un efecto contagioso que se propaga por todas las áreas.

¿Está la innovación relacionada con el fracaso?

Esto podría tomarte por sorpresa, pero la respuesta es sí. Incluso podría decirse que entre más rápido fracases, más rápido podrás innovar, ya que las soluciones dentro del proceso creativo suelen llegar después de varios intentos fallidos.

Sin embargo, no podemos dejar de ver el proceso de innovación o de cultura innovadora como un verdadero reto para el negocio:

Según un estudio realizado por Statistic Brain, cerca del 50% de las startups fracasan en sus primeros 5 años y el 70% en los primeros 10.

El estudio destaca como principales razones, la falta de capital, desconocimiento del mercado y equipos de trabajo que no logran adaptarse al entorno. En el caso de aquellas que sí lo logran, son empresas que hoy desarrollan planes para innovar, superando los fracasos.

Situación que deja claro que estamos frente a un proceso, Transformación digital, que exige reinventarse, para pensar distinto, crear situaciones ganadoras e innovar.

¿Hablamos de un tema vital para la organización?

Arturo Barraza, director del AT&T Foundry en la Ciudad de México, responde lo siguiente:

Para que la organización sea exitosa, se debe cambiar la manera en que sus líderes y sus equipos asumen los errores.

Un menor consumo de recursos y la posibilidad de realizar más ideas con un presupuesto limitado, son los beneficios directos de aprender a fracasar rápidamente.

Probar cosas nuevas y abandonarlas si no dan los resultados deseados, eso es cultura innovadora.

Pero… cómo dar los primeros pasos

Hay que asumir el reto y reconocer que el cambio es necesario para el negocio y sus usuarios.

Y lo más importante, no se trata de una campaña de Comunicaciones internas. Estamos frente a un modelo que necesita mucho más que canales informativos y audiencia. Necesita participación, inversión de capital humano, de desarrollo de nuevas estructuras que apalanquen el proceso y que cree ambientes que inviten a superar el reto.

La edad de piedra quedó atrás… estamos llamados a innovar y para ello es importante aprender a fracasar.

Andrés Bello
belloa@daycohost.com
Fuente: Entrepreneur