Blog

4 principios de una organización exponencial

Exponencial. Este es un término que habrás escuchado en diferentes ocasiones, sin embargo, no es casualidad que últimamente su utilización esté cobrando más fuerza y se esté extrapolando hacia conceptos como formas de pensar, tipos de conocimiento y nuevos modelos de negocio.

El término exponencial dentro de lo que son las organizaciones engloba no solo el diseño de los modelos de negocio, sino también, la cultura y todo lo relacionado a su operación.

Las organizaciones exponenciales, mejor conocidas como ExOs, están cambiando el mundo a través de la generación de propuestas disruptivas que rompen los paradigmas establecidos por organizaciones del siglo pasado.

“Cualquier compañía diseñada para triunfar en el siglo 20, está destinada al fracaso en el siglo 21″ (David S. Rose)

Casos reconocidos mundialmente como Uber, Airbnb, Google significan un antes y un después en las formas de hacer negocios, debido a que siguen creciendo a gran velocidad y generando ganancias jamás pensadas en una cantidad de tiempo reducido.

Pero ¿cómo lo hacen? Siguiendo los principios básicos de transformación.

Principio #1: Datos y analítica

En una era como esta, los datos se han convertido en activos importantísimos para las organizaciones exponenciales.

Pues permiten reducir el riesgo en el diseño, gestión y ejecución de las operaciones, porque permiten conocer a mayor profundidad el mercado: consumidores, trabajadores, competencia, etc.

En 2022, 90% de las estrategias corporativas reconocerán la información como un activo primordial y la analítica como una competencia esencial. (Gartner)

¿Qué es una masa de datos sin analizar?, pues absolutamente nada. De allí parte la importancia de la analítica como competencia principal de los equipos de trabajo, que sin duda alguna reta a las organizaciones a responder de manera efectiva y eficiente.

Principio #2: Pensando en comunidad

En un mundo más colaborativo y global, las organizaciones exponenciales prefieren delegar varias de sus funciones (no críticas) a partners o aliados que le suministren y garanticen una mejor respuesta a sus clientes.

La creación de una red o comunidad permite intercambiar conocimientos prácticos para responder las demandas de manera más rápida y efectiva, lo que significativamente aumenta la oferta de valor de la compañía.

Principio #3: Cultura exponencial

Es evidente que una organización exponencial debe fomentar el pensamiento exponencial, que no solo se quede en la conceptualización de un modelo de negocio innovador, sino que también permee en los procesos internos de la compañía.

La utilización de sistemas automatizados, nuevas tecnologías y metodologías organizacionales son esenciales para lograr grandes cambios dentro de los procesos internos, lo cual se traduce en una mejor experiencia laboral.

Principio #4: Habilitación tecnología

Para lograr los objetivos deseados necesitas de las herramientas adecuadas y aquí es donde la tecnología es la protagonista.

La habilitación tecnológica es la clave que te permitirá contar con las plataformas y la gestión especializada que garantizará la operatividad de tu negocio.

Dedicarte solamente a lo que es vital para la organización y delegar el resto en las manos de expertos genera una gran cantidad de beneficios como agilidad, flexibilidad y rentabilidad.

¿Piensas de manera exponencial? La linealidad te hará perder la carrera, Daycohost puede impulsarte aquí.