Blog

3 mitos sobre la IA según Gartner

Inteligencia artificial

Hace unos años, lA era un término asociado a títulos de la industria del cine como I, Robot. Sin embargo, en la era digital, lo entendemos de manera distinta.

Tanto, que los usuarios han pasado a tener un protagonismo que supera a cualquier otro elemento dentro de una estrategia de Transformación Digital en una empresa. Son el foco de esta historia.

IA, entre otros actores tecnológicos tiene un rol, quizá, vital para hacer frente a una realidad como esta. Agilidad, mezclada con una propuesta de productos y servicios diferenciados es clave para los negocios.

Potencial disruptivo

Según datos de la firma, IA es una es una de las tecnologías mejor valoradas en la actualidad por los CIOs. Una de cada 3 empresas en el mundo ya está integrando herramientas de este tipo.

Sin embargo, especialistas de Gartner comentan que, como otras tecnologías, también lleva consigo ideas o concepciones erradas sobre su uso e implementación.

Entonces… ¿Qué no es IA?

La IA funciona de la misma manera que el cerebro humano

Contrario a lo que que muchos puedan creer, no. Son herramientas que ayudan a resolver problemas y ,según su tipo, pueden dar la impresión de ser increíblemente inteligentes.  Sin embargo, para Alexander Linden, VP de investigación en Gartner, estás funcionan muy bien para tareas específicas.

“La tecnología de reconocimiento de imágenes, por ejemplo, es más precisa que la mayoría de los humanos, pero no sirve para resolver un problema de matemáticas”, comenta.

Las máquinas inteligentes son autodidactas

Quizá en un futuro cercano, comencemos a ver procesos más automatizados. Sin embargo, cualquier sistema o máquina basada en IA, amerita la intervención humana. Requieren de datos y actualizaciones provistas por personas para poder aprender y operar.

IA debe ser el foco de la estrategia del negocio

Para las empresas, la idea de implementar IA en sus procesos, es un tema de estudio que debe analizarse para ver su impacto. Descartarla, podría suponer una desventaja frente a otros players.

Para Linden, “Incluso si la estrategia actual es ‘no IA’, esta debería ser una decisión consciente basada en una investigación, y como cualquier otra estrategia, debería ajustarse periódicamente de acuerdo con las necesidades de la organización. IA podría ser necesaria antes de lo esperado”.

Queda claro que las empresas deberán tener sus consideraciones para usar herramientas con IA en sus procesos. No obstante, sin el Volver al futuro de Robert Zemeckis, podemos ver como la automatización y personalización avanza a pasos de gigantes en algunos sectores.

¿Te gustó el contenido? Compártelo con tus compañeros y espera nuestro siguiente boletín para ver más.

Andrés Bello

Belloa@daycohost.com