Blog

2019: ¿El año de las Fintech en LATAM?

En la actualidad, el tránsito hacia la Transformación Digital se ha vuelto, prácticamente, una obligación para empresas de cualquier sector económico, y el financiero, debe acelerar su respuesta ante esta realidad. Las Fintech ya lo están haciendo.

Según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el interés por la industria financiera en la región es poco. 70% de los Millennials prefiere ir a su dentista antes que interactuar con su banco, realidad que la institución creé puede revertirse con nuevos servicios de tecnología financiera.

Tal es el caso de las empresas fintech, que poco a poco se han posicionado, respondiendo a necesidades que en la actualidad siguen siendo un problema.

Cifras del BID, indican que 210 millones de personas adultas, decir 46% de la población en LATAM, no tienen una cuenta bancaria formal. Además de los problemas de financiamiento formal por falta de historiales crediticios o  liquidez que enfrentan las pymes en la región.

“Las empresas fintech están aprovechando estos factores —la penetración de Internet y el desarrollo tecnológico— para liderar la transformación del sector financiero, ofreciendo procesos más eficientes, nuevos modelos para la obtención de créditos y aplicaciones móviles que benefician a individuos, pymes e, incluso, a las propias entidades financieras tradicionales”, destaca el BID.

Oportunidad para la expansión del ecosistema fintech

Según el informe de Economía Móvil 2018 realizado por la firma GSMA, 50% de la población de América Latina ya cuenta con acceso a Internet móvil y se espera que dicho porcentaje tenga un crecimiento acelerado en los próximos años.

Otro indicador positivo para la región

El número de emprendimientos fintech desarrollados en el 2018. Según el BID, se registraron 1.166, un crecimiento de 66% respecto al 2017.

Datos en los que podemos destacar la participación de Venezuela, Perú, Ecuador y Uruguay con una participación de 11% con respecto al valor total.

Como ves, el escenario quizá no es el ideal, pero los datos demuestran que hay oportunidades en el sector y que otros, sino tú, estarán dispuestos a aprovechar.

Toca hacer alianzas, estrechar lazos e integrarse a un ecosistema, en el que exista un habilitador tecnológico capaz de ayudarte a afrontar los desafíos de la economía digital.

 

Fuente: El Economista