daycohost - nube híbrida

Almacenamiento en nubes híbridas exige políticas de datos modernas

agosto 19, 2017

Cuando una organización inicia una implementación de nube híbrida, estrategia corporativa común en la actualidad, debe tener en consideración que los datos de la empresa se pueden manipular y ser leídos desde ambos tipos de nubes – privada y pública – y que estas acciones no deben comprometer las políticas de seguridad de datos existentes.

El problema surge en que muchas de las políticas existentes están configuradas para redes LAN, detrás de un perímetro asegurado, algo que deja de ser cierto en una nube híbrida. Hay consideraciones de latencia, tiempos de respuesta y más, que pueden afectar al rendimiento de una nube híbrida de manera importante.

Además muchos de los datos almacenados en soportes tradicionales, como cintas magnéticas y discos, requieren de un profundo análisis donde deben ser colocados, ya que llevarlos a la nube pública puede ser muy costoso y lento y si reposan en sistemas antiguos, dentro de la nube privada, pueden llegar a convertirse en un factor que reduzca el rendimiento de la nube híbrida. Si se le suma a esto el cifrado que hay que aplicarle a estos datos que pasarán a entornos de nubes públicas, la ecuación se complica aún más.

Algunas tareas sencillas, como la replicación de bases de datos, pueden verse afectadas negativamente por mayores tiempos de latencia, dependiendo de donde residan los datos.

Esta revisión puede llevar incluso a dividir algunas aplicaciones y conjuntos de datos, para así garantizar el máximo desempeño posible y minimizar la transmisión de datos entre la nube privada y la pública.

Queda claro que al momento de que las organizaciones deciden adoptar un esquema de nube híbrida, es importante que también revisen su política de datos, teniendo en cuenta la nueva realidad de su plataforma tecnológica, para evitar impactar el rendimiento de manera negativa y garantizar al máximo la seguridad de sus datos.

Escrito por