Estas cinco tendencias definen las nubes híbridas en 2017  

octubre 16, 2017

 

Tendencia 1: Las cargas de trabajo de la nube se automatizan por encima de la capa de orquestación

Hasta ahora, los servicios de nube se han concentrado en la automatización de la capa de orquestación. Pero el cliente debe evolucionar.

Tener un marco automatizado para la implementación de una aplicación en la nube acelera tanto la implementación inicial como la integración de las operaciones de desarrollo en curso. Esto no sólo facilita la gestión de las aplicaciones, sino que además acelera la consecución de los objetivos del negocio del propietario de la aplicación.

De modo que las organizaciones han empezado a buscar un punto de integración por encima de la capa de orquestación que permita las implementaciones automatizadas en plataformas de múltiples proveedores.

Las herramientas que pueden ayudar

El aprovisionamiento de autoservicio y la automatización para respaldar a los equipos de desarrollo basados en nube pública, privada o híbrida cada vez son más esenciales, en lugar de opcionales. Las organizaciones que han tardado en adoptar el autoservicio se encontrarán con que sus equipos de desarrollo se quedan atrás.

Las redes programables también son potentes capacitadores de la nube híbrida, lo cual le permite desplegar un sitio operativo nuevo de forma mucho más rápida.

Tendencia 2: Las organizaciones se están pasando a los servicios gestionados para garantizar el rendimiento de las aplicaciones en nubes híbridas

Todo el mundo desea una experiencia de aplicación consistente, independientemente de qué infraestructura se encuentra debajo de la carga de trabajo. Las empresas cada vez más utilizan la nube híbrida como plataforma de servicios gestionados para lograrlo.

A medida que la adopción de la nube sigue creciendo, el sector está avanzando más allá de portales de autoservicios sencillos para el aprovisionamiento de infraestructura para plataformas de servicios gestionados que se basan completamente en el software.

Tendencia 3: Las herramientas de contenedor se están convirtiendo en la nueva plataforma como servicio

En 2017 observaremos una adopción más generalizada de contenedores, pero la transición a un mundo completamente en contenedores tardará aún algunos años Inicialmente, observaremos una inercia hacia el uso de Kubernetes como modelo de implementación para las cargas de trabajo más complejas.

Como la compatibilidad de Docker es variable en las distintas plataformas de nube pública, es posible que las organizaciones se resistan a cambiar a Docker para nubes múltiples. Probablemente seguirán utilizándolo en una única plataforma de nube, para conseguir la hibridación en combinación con su propia pila en las instalaciones.

Tendencia 4: La virtualización de las funciones de red se convierte en el camino hacia el nirvana de la nube híbrida

El nirvana en una nube híbrida es donde se ejecuta una parte de un servicio en nuestro propio centro de datos, una segunda parte se encuentra en el proveedor de nube pública A, y las partes restantes se encuentran en el proveedor de nube pública B. Tiene la libertad para determinar dónde desea que se ejecute cualquier elemento del servicio en función del rendimiento, la disponibilidad, la privacidad o los costes.

Uno de los principales motivos por el que todavía no hemos logrado este estado ideal es porque los elementos de red de estos dominios híbridos deben unirse.

Al principio, la respuesta era establecer redes definidas por el software (SDN). Algunas empresas intentaron utilizar SDN para unir sus entornos de nube híbrida, pero descubrieron que SDN es muy complejo.

Tendencia 5: NFV también se está convirtiendo en la opción predilecta para contenedores

Las redes para contenedores son diferentes de las redes tradicionales. Los contenedores son muy dinámicos y tienen una breve vida útil, lo cual hace surgir una gran cantidad de flujo de tráfico impredecible.

Cuando se inicia un contenedor, debe registrarse en algún directorio, cuando se “elimina”, debemos hacérselo saber a todos. Esto se consigue mediante una capa de detección de servicios y procesos que se ejecutan en la consola, utilizando herramientas como CoreOS o Apache ZooKeeper.

Fuente: Data Center Dynamics

Escrito por