Data Center: el habilitador de Conectividad para las operaciones de misión crítica

mayo 26, 2017

El Data Center, está concebido desde su diseño estructural para albergar grandes plataformas de procesamiento de cómputo bajo diferentes esquemas de entrega de servicios a sus usuarios. Con los avances tecnológicos, este modelo ha evolucionado ofreciendo múltiples opciones que orientan al usuario a la tercerización de la gestión de capacidades para alojar sus aplicaciones de alta criticidad, apuntó Horacio Molina, Gerente de Pre Venta de Daycohost.

Los diversos usuarios corporativos, empresariales, personales han entendido que su principal energía debe estar orientada hacia el diseño, ejecución y puesta en operación de una nueva generación de productos y servicios que respondan a las necesidades y requerimientos de los usuarios finales que se desenvuelven en un mundo interconectado donde la movilidad, la alta penetración de las Redes Sociales, el estallido de las aplicaciones (apps), suponen otros estándares de acceso y servicio. Tal generación de información y demanda de acceso justifica cada vez más la existencia de figuras como el Data Center, diseñadas para gestionar eficientemente los más altos niveles de información que hoy existe y que además, amenaza a diario con multiplicarse.

Garantizar la Conectividad es la clave de todo

En la era digital, se hace cada vez más importante mantener en línea las aplicaciones que sirven a los usuarios finales un universo de herramientas que agilizan los procesos y otorgan movilidad, pudiendo conectarse a diversas plataformas sin importar donde se encuentren. Molina sostiene “conectarse a un banco para realizar una transacción, a un portal de seguros para solicitar una clave de acceso a una clínica, comprar un artículo a través un portal de e-commerce o interactuar en línea con las aplicaciones del negocio que generan reportes para la toma de decisiones, son acciones rutinarias cada vez más demandadas. Esto ha revalorizado la importancia de la conectividad, es decir, que la información esté accesible 24x7x365”.

En contraposición a esto, son ampliamente conocidos los riesgos que debe asumir, en cuanto a costos operativos, financieros, humanos, desde una pequeña hasta una gran operación que, “desconectada” impide no sólo el acceso sino poder realizar transacciones, de cara a sus usuarios finales.

El Data Center concentra en su edificación, múltiples elementos que garantizan la disponibilidad de la operación. Es así por diseño, por defecto.  Molina comenta “está preparado estructuralmente para mitigar cualquier riesgo que ponga en peligro la continuidad en la entrega de servicios de las múltiples organizaciones que han delegado sus servicios y/o plataformas operativas, con las que sirven a sus usuarios finales. La arquitectura de un Data Center considera todo lo que representa contar con un entorno óptimo para mantener encendidos y funcionando los servidores que procesan grandes cantidades de información, contemplando una diversidad de aspectos críticos como redundancia eléctrica, seguridad física y lógica, control de riesgos por inundación, riesgo sísmico y entorno ambiental para garantizar los niveles de temperatura y humedad de los equipos de procesamiento”.

Lo que hace crucial esta figura, para el mantenimiento de la Continuidad de las Operaciones es que adicionalmente, el Data Center garantiza múltiples vías de comunicación desde y hacia las diversas plataformas tecnologías y de procesamiento que se encuentran dentro de sus premisas.

A juicio de Molina, este compendio de características propias le confiere al Data Center la facultad para convertirse en un habilitador natural de conectividad, centralizando en sí mismo múltiples carriers  que permiten el acceso de forma privada o pública, a través de internet o de mallas de conexión privadas, diseñadas bajo las diversas tecnologías presentes en el mercado.

Hoy por hoy, resulta sumamente atractivo para los carriers, establecer puntos de presencia dentro del Data Center con la finalidad de ganar valor en la disponibilidad de los recursos, permitiendo que sus nodos de comunicaciones se sirvan de la continuidad operativa de la edificación, pero además permitiéndose habilitar conectividad para los usuarios (empresas que contratan los servicios del Data Center)  que hacen vida en este espacio de una forma expedita y simple.

Adicionalmente, el Data Center cuenta con múltiples proveedores de internet, aterrizando dentro de sus premisas, que garantizan redundancia de acceso de forma pública hacia los servicios alojados en sus salas de datos.

Estas características, propias del Data Center, hacen de éste un jugador esencial para aquellos servicios basadas en la promesa de “Operaciones Continuas”, y que han transitado con éxito los esquemas híbridos en cuanto al diseño y arquitectura de plataformas operativas que no pueden asumirse sólo bajo la modalidad “in house”. Para Molina “la gestión costo eficiente de los recursos de tecnología, el monitoreo proactivo, especializado y customizado de elementos críticos, esencia del modelo de Data Center diseñado por Daycohost, es lo que nos ha permitido la confianza de empresas e instituciones, tanto en el ámbito público como privado, para, en conjunto con sus equipos de TI, garantizar la Continuidad de sus operaciones. Las propias prestaciones del Data Center, en cuanto a la redundancia de sus elementos de infraestructura así como la gestión los distintos servicios de los usuarios por parte de un recurso técnico especializado, en permanente actualización, complementan un esquema de operación probado y exitoso, que nos permite atender hoy a más de 500 usuarios, en una amplia gama de sectores como Finanzas, Seguros, Servicios, Manufactura, Salud, Educación, Retail, entre otros”.

Conectividad, Seguridad, Contingencias, Centros de Procesamiento de Datos Alterno, Plataformas de Procesamiento para Aplicaciones de Misión Crítica, Acceso a Internet, figuran entre la diversidad de soluciones que se brindan hoy desde el Data Center, finalizó Molina.

Escrito por