Cuatro consejos para evitar caídas en tu centro de datos

agosto 19, 2017

La transformación digital ha llevado a miles de empresas a invertir en infraestructura para el almacenamiento de datos, en vista de la creciente demanda de los usuarios de servicios inmediatos.

Por ende, cuando ocurre un incidente que genera la interrupción en las operaciones de un centro de datos esto se traduce en pérdidas mil millonarias para una organización. De acuerdo a un cálculo de Vertiv -antes Emerson Network Power- la pérdida por una caída del data center se acerca a los US$ 8.851 por minuto, según una investigación de Ponemon Institute del año pasado.

En Daycohost, pensando en el buen funcionamiento y bienestar de las organizaciones, cada día buscamos la excelencia y llevar al mínimo el riesgo del corte de operaciones en un data center.

Con un centro de datos de clase mundial y certificación única en Venezuela, además de una experiencia  acumulada de 16 años en el mercado, seguimos estrategias para darle a nuestros clientes la mejor calidad de servicio y asegurar que la operatividad se mantenga durante los 365 días del año.

Mantenimiento preventivo. Las inversiones iniciales en equipos para la infraestructura de centros de datos se deben acompañar de servicios para alcanzar o sobrepasar la vida útil estimada de estos.

Acceso y Monitoreo Remoto de la Infraestructura. Se recomienda monitorear también el estado general del centro de datos.

Optimización del consumo energético. Además de monitorear el consumo energético de cada activo de la infraestructura del centro de datos, existen buenas prácticas para lograr un uso eficiente de la energía de los UPS y de los sistemas de aire acondicionado de precisión.

Servicio de tecnológicagente. Los tres puntos anteriores son vitales para mantener un centro de datos al 100%, sin embargo, en Daycohost también velamos por tener al capital humano especializado y dispuesto a llevar a cabo cada tarea asegurando la mejor atención, calidad y respaldo en cada oportunidad o contingencia.

Fuente: TyN Magazine

Escrito por